Categoría: El poema de la semana

Magia de la lluvia

Si llueve, no importan distancia ni tiempo. Esté donde esté, el mundo es un pueblo. -mi pueblo-, una calle -mi calle-, una casa que guarda en su vientre de arena mi infancia. Si llueve,...

Sola tú

  Sola tú junto a mí, junto a mi pecho. Sólo tu corazón, tu mano sola, me lleva al caminar. Tus ojos solos traen un poco de luz hasta la sombra del recuerdo. ¡Qué...

Viento de otoño

Hemos visto, ¡alegría!, dar el viento gloria final a las hojas doradas. Arder, fundirse el monte en llamaradas crepusculares, trágico y sangriento. Gira, asciende, enloquece, pensamiento. Hoy da el otoño suelta a sus manadas....

Mar portugués

¡Oh mar salada, cuánta de tu sal son lágrimas de Portugal! ¡Por cruzarte, cuántas madres lloraron, cuántos hijos en vano rezaron! ¡Cuántas novias quedaron por casar para que fueses nuestra, oh mar! ¿Valió la...

Por ejemplo, domingo

Es tiempo de bendecir la química y sus misterios: el duradero efecto de la droga que me diste a probar algunas madrugadas; desvelo de más de mil días y una única noche que aún...

A batallas de amor, campo de plumas

Ningún vestigio tan inconsolable como el que deja un cuerpo entre las sábanas          y más cuando la lasitud de la memoria ocupa un espacio mayor del que razonablemente le corresponde. Linda el amanecer...

Canción

Las nubes están unidas a la tierra y al viento. Mientras haya nubes sobre Turín será bella la vida. Levantan la cabeza y su gran juego crece allá bajo el sol. Masas blancas, durísimas...

Caracola

Dentro de esta caracola ruge un mar contra una playa, en la que quizás alguien haya dejado una caracola, en cuyo interior estalla un mar que muere en la playa dentro de otra caracola,...