Categoría: El poema de la semana

Los pies de mis hijas

Qué feos son los pies de todo el mundo, menos los de mis hijas. Qué bonitos son los pies de mis niñas. Los mofletes redondos y rosados de los ángeles envidian sus talones, y...

Ningún mensaje nuevo

                          Porque te robaré hasta el alma, te enseñaré a bailar… Bebe Los días que no vienes compruebo los mensajes, ningún mensaje nuevo, revuelvo los cajones, me voy de un lado a otro,...

Pequeño testamento

Os dejo el río Almofrey, dormido entre zarzas con mirlos, las hayas de Zuriza, el azul guaraní de las orquídeas, los rinocerontes, que son como carros de combate, los flamencos como claves de sol...

De pintor a pintor

(El atardecer es la hora de la Pintura. Tiziano.)               Pintar no es ordenar, ni ir disponiendo,                     sobre una superficie, un juego vano,             ni colocar unas sombras sobre un plano,                 ni empeñarte en tapar, en...

A la divina proporción

  A ti, maravillosa disciplina, media, extrema razón de la hermosura, que claramente acata la clausura viva en la malla de tu ley divina. A ti, cárcel feliz de la retina, áurea sección, celeste...

una noche fría el físico explica

una noche fría el físico explica

UNA NOCHE FRÍA EL FÍSICO EXPLICA que todo se equilibra, excepto las pequeñas pérdidas de calor registradas durante el intercambio de toda  información. Anfitrión angélico, aguarda en la puerta y sacude las partículas de...

En la biblioteca

Hay un libro llamado Diccionario de Ángeles. Nadie lo ha abierto en cincuenta años, lo sé, porque cuando lo abrí sus tapas crujieron, las páginas se derrumbaron. Allí descubrí que los ángeles habían sido...