Categoría: El poema de la semana

Las personas curvas.

[Mi madre decía: A mí me gustan las personas rectas.]   A mí me gustan las personas curvas, las ideas curvas, los caminos curvos, porque el mundo es curvo y la tierra es curva y...

Safo

Me parece semejante a los dioses el hombre que se sienta frente a ti y, cerca, te escucha mientras hablas con palabras tiernas y ríes dulcemente. ¡Cómo hiela mi corazón dentro del pecho! Si...

Elevación

                Por encima de estanques, por encima de valles, de montañas y bosques, de mares y de nubes, más allá de los soles, más allá de los...

Catulo

Vivir, Lesbia, y amar. Vamos a ello. Los chismes de los viejos amargados nos tienen que importar menos que nada. Puede ponerse el sol, salir de nuevo, pero la breve luz de nuestros días...

Mirada furtiva

Me bastará una mirada furtiva, me conformaré con tu saludo breve, y nunca osaré consumar el deseo ni iré más allá de robarte una mirada; te preservaré de toda concupiscencia y te pondré por...

Píndaro

Como alguien que toma en su rica mano una copa por dentro espumante en rocío de la vida y a ofrecerla va a su joven yerno, brindando en nombre de su casa a la...

Oda

Para ser grande, sé entero: nada tuyo exageres o excluyas. Sé todo en cada cosa. Pon cuanto eres en lo mínimo que hagas; por eso la luna brilla toda en cada lago, porque alta...

Sensación

Sensación Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano, herido por el trigo, a pisar la pradera; soñador, sentiré su frescor en mis plantas y dejaré que el viento me bañe la cabeza. Sin...