EL OXÍGENO Y LA COMBUSTIÓN.

 

Objetivos.-

1.- Comprobar que el oxígeno es necesario para que se produzca una combustión.

2.- Comprobar que regulando la cantidad de oxígeno, podemos conseguir una combustión más o menos intensa.

 

Material.-

Plato. (Que aguante el calor).

Vela corta.

Vaso.

Mechero.

 

 

 

Procedimiento.-

Colocamos el plato encima de una mesa. Cogemos la vela y la encendemos con el mechero. Después de un ratito vertemos un poco de cera fundida sobre el plato, la cual

actuará de pegamento, y sujetamos la vela encendida en el plato en forma vertical. A continuación tapamos la vela con el vaso, que colocaremos boca abajo. Observaremos cómo al poco tiempo, la llama de la vela se va extinguiendo, hasta apagarse por completo. Esto se debe a que la vela ha consumido todo el oxígeno del aire, que había en el interior del vaso.

 

Conclusiones.-