Categoría: El poema de la semana

Canción para un instante

No susurres nada, sólo tiéndeme los brazos de aire del lejano instante. Nicolae Labiş.   Hoy no sabría revivir aquel instante.Tan sólo puedo recordar su vuelo.Por la ventana abierta el sol de junioentraba a raudales en...

El amor

Las palabras son barcosy se pierden así, de boca en boca,como de niebla en niebla.Llevan su mercancía por las conversacionessin encontrar un puerto,la noche que les pese igual que un ancla. Deben acostumbrarse a envejecery...

Mamen, su equipo y la medición del CO2 en las aulas

___________________________________________________________________________________________________________________________ Lo había oído muchas veces, que su claustro era diferente;se contagian sus esfuerzos -advierten sus miradas pacientes.Reman conectados, al unísono, en el mismo barco;van todos juntos, empujando del mismo carro. Conversan en los pasillos,...

Las ciudades

Me gustan las ciudades, sus plazas,sus calles, sus esquinas,sentarme en la terraza de un barcon un café delantey dejar que pase el tiempo,sin hacer nada, sin prisa,observando esto y aquello,y luego ir a alguna...

La primavera besaba…

La primavera besabasuavemente la arboleda,y el verde nuevo brotabacomo una verde humareda. Las nubes iban pasandosobre el campo juvenil…Yo vi en las hojas temblandolas frescas lluvias de abril. Bajo ese almendro florido,todo cargado de...

Superación de una pérdida

Perdemos lo que amamos por encima de nosotros mismos. ¿Quién vino a decir tan solo cuerpos,contornos y caricias, fragancia y placeres? ¿Quién vino a decir tan solo infancia,pasión y juventud, amor, felicidad? ¿Quién habla de la alta...

Espacio

Escribo casi a oscuras,en las habitacionespequeñas de la casa, donde difícilmentepodría caber un hombre. Me obstino en la palabra que se dice al oído,que empaña los cristales,que humedece los bordes de la página. Presiento que un...

La destrucción y el amor

Se querían, sabedlo (Vicente Aleixandre) Se querían.Ocultos, pusilánimes, como ratones ciegos en su rueda infinita.Al principio sufrían por la luz. Se citaban de nocheprimero en los tranvías de azul amaneciendo,después en los garajeso en las bocas de metro,o...