Categoría: El poema de la semana

Duermes

Duermes. Mi mano toca sueño. Duermes. Gozo de tu inocencia confiada, de tu implícita forma en esa noche que hace tan suya con amor la mano. Te siento dormir sin verte, serenísima, sagrada, nunca...

A la tierra

A la Tierra, madre universal, cantaré, la de buenos fundamentos, primigenia, que alimenta todo cuanto sobre la tierra existe; tanto lo que por el suelo divino camina como lo que el mar recorre y...

Libertad

En mis cuadernos de escolar, en mi pupitre, en los árboles, en la arena y en la nieve, escribo tu nombre. En las páginas leídas, en las páginas vírgenes, en la piedra, la sangre...

Educar

Educar es lo mismo que poner motor a una barca…hay que medir, pesar, equilibrar… … y poner todo en marcha. Para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino… un...

No inútilmente

NO INÚTILMENTE Contemplo yo a mi vez la diferencia entre el hombre y su sueño de más vida, la solidez gremial de la injusticia, la candidez azul de las palabras. No hemos llegado lejos,...

Yo persigo una forma.

Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo,  botón de pensamiento que busca ser la rosa;  se anuncia con un beso que en mis labios se posa  el abrazo imposible de la Venus...

El camino no elegido

          El camino no elegido  Dos caminos divergieron en un bosque,  y afligido porque no podría caminar ambos  siendo un solo viajero, estuve largo tiempo de pie  mirando uno de ellos tan lejos...