Salas

 

 

Domínguez 
Valverde 
Bayal 
Rodríguez 
Sánchez 
Landero 
Galán 
Cumbreño 
Marcos 
Sáez 
Salas 
Feria 

 

 

LaBocinadelApóstol>Nueva Literatura Extremeña>Salas

 

ADA SALAS

     Ada SalasNació en 1965 en la ciudad de Cáceres, donde estudió Filología Hispánica. Actualmente reside en la comunidad de Madrid ejerciendo como profesora de Educación Secundaria. Arte y memoria del inocente (Univ. de Extremadura, Cáceres 1988) obtuvo el Premio Juan Manuel Rozas. Con Variaciones en blanco (Madrid, Hiperión, 1994) logró el Premio Hiperión ex aequo con Alejandro Céspedes. La sed (1997) y Lugar de la derrota (2003), ambos publicados en la editorial Hiperión, completan su obra.

     “No limpian las palabras” es el primer verso de uno de los poemas que extraemos de su libro La sed.

El nuevo currículo extremeño determina la inclusión de autores de nuestra Comunidad en la asignatura de Literatura.  ¿Cuál es su opinión acerca de estos cambios?

             Me parece bien que se incorporen autores extremeños a la asignatura de Lengua y Literatura, siempre que su inclusión no suponga la exclusión de autores de mayor peso en la historia literaria, y siempre que se atienda escrupulosamente a su calidad; es decir, que no sean seleccionados sólo por ser "extremeños" ya que, como todos sabemos, la procedencia del autor no aporta ni resta méritos literarios. 

En muchas ocasiones, los profesores lamentan la falta de interés de los alumnos por la literatura. ¿Cuál sería su propuesta para fomentar el hábito de lectura?

             Sinceramente, no sé qué contestar. Soy profesora en un instituto de un pueblo de Madrid, y cada año intento despertar en mis alumnos el amor por los libros. Generalmente utilizo mi propio entusiasmo como "agente captador", porque creo que las pasiones se transmiten por contagio, pero mis resultados no son muy halagüeños.  Creo que habría que empezar por fomentar el aprecio de los alumnos por ellos mismos, por su intimidad, su soledad y su silencio (leer es una manera maravillosa, profunda y prolífica de estar solo). Habría que animarlos a concentrarse, en lugar de a dispersarse ( en fin, hay tiempo para todo); pero, en general, los chicos que me encuentro se rehuyen bastante a sí mismos.

¿Qué libros recomendaría para nuestros estudiantes?

             Exactamente aquellos libros que les diese la real gana leer, sean de lo que fueren, y sean, también, de la calidad que fuere. No es la excelencia literaria lo que engancha a los primeros lectores. Que empiecen por los cómics: Astérix y Obélix, Tintin, el teniente Blueberry, los cuentos, las colecciones juveniles "de antes". Y poemas, también, de algún autor que les diga cosas: Cernuda, Salinas, Neruda, Vallejo. Y que escuchen también, de verdad, dándose cuenta de lo que oyen y siendo críticos con ellas, las letras de las canciones que les gustan.

¿Cuándo empezó a escribir? ¿Qué motivos le llevaron a hacerlo?

              Empecé a escribir poesía a los trece años. Me llevó a escribir una necesidad imperiosa de construirme un mundo propio y de expresar y canalizar mis sentimientos.

¿Cuáles han sido sus últimas lecturas?

             Los libros que he leído con más placer últimamente han sido los de un pintor, Wassily Kandisnky, después de haber visto una exposición suya en Madrid: De lo espiritual en el arte y Mirada retrospectiva.

No limpian las palabras.

No limpian las palabras.
Alumbran una isla en el lugar
del miedo y extienden una rama
al paso de los pájaros. Acogen
cuanto nace del hambre de las cosas
y mueren en silencio.
Pero su amor no limpia.


Como no limpia el llanto el rastro
de estar vivos.

La sed

Madrid, Hiperión, 1997


Copyright(c) 2004 LaBocinadelApóstol. I.E.S. Santiago Apóstol (Almendralejo)
ies.santiagoapostol@edu.juntaextremadura.net